Morfología de la ubre

Briefing paper_Factsheet

Lo que ya se sabe sobre la morfología de la ubre

El Reto

La morfología de la ubre es un rasgo importante a considerar tanto para los sistemas de producción de leche como de carne. Las características de la ubre y los pezones pueden afectar a la facilidad de ordeño (ya sea que se ordeñen a mano, con máquina o por los corderos lactantes), la incidencia de enfermedades (como la mastitis) y los niveles de producción (leche y carne).

Conocimiento actual

La morfología de la ubre de la oveja ha sido bien investigada para los sistemas lecheros y en los últimos años también ha crecido el interés para los orientados también hacia la producción de carne. Dependiendo del tipo de sistema (lechero o carne) puede haber diferencias en las preferencias de rasgos específicos. A menudo se prefieren las ubres razonablemente llenas, de forma esférica y profundas, como indicativas de buena producción de leche, pero solo a un nivel intermedio: porque las ubres demasiado profundas son más difíciles de ordeñar, más difíciles de acceder para los corderos y, a menudo, más propensas a lesiones. La inserción de la ubre en la parte superior y al fondo del abdomen debe ser ancha y fuerte. Algo similar ocurre con la colocación y el tamaño de los pezones. La ubicación y el ángulo preferidos de los pezones, en los sistemas lecheros, deben permitir un acceso más fácil para el ordeño mecánico, pero también permitir que los corderos mamen fácilmente. En los sistemas cárnicos, la prioridad principal es permitir que los corderos se amamanten, si bien otras características como su protección frente a los elementos del clima a menudo también se consideran importantes. El tamaño del pezón también es un rasgo importante a considerar, ya que si son demasiado grandes o demasiado pequeños pueden no ajustarse a la pezonera en el ordeño mecánico o influir en la facilidad con que los corderos maman.

Sistemas de puntuación: La evaluación de la morfología de la ubre se puede realizar mediante mediciones directas o mediante la evaluación subjetiva de varios rasgos, relacionados con la morfología, utilizando sistemas de puntuación lineal. Se han desarrollado varios sistemas de puntuación diferentes que se centran en los rasgos relacionados con la ubre y el pezón, que son fáciles de puntuar y repetir, como la profundidad de la ubre, el surco intermamario, la inserción de la ubre, la colocación de la teta, el ángulo del pezón y la forma del pezón, por nombrar solo algunos ejemplos. En la mayoría de los esquemas de mejora genética de ovino lechero, las cuatro características de la ubre que se consideran más importantes son: profundidad de la ubre (o altura de la ubre, registrada como la distancia entre la inserción posterior y la base de la ubre), inserción de la ubre (perímetro de inserción de la ubre en la pared abdominal), ángulo del pezón (ángulo de inserción con respecto a la vertical) y longitud del pezón (desde su inserción en la glándula hasta su punta). Dos ejemplos de cómo evaluar la ubre se muestran en la Figura 1.

 

Evaluar morfologia de ubre. 1

Evaluar morfologia de ubre. 2

 

Figura 1. Algunos ejemplos de sistemas de evaluación de la morfología de la ubre y del pezón

 

Enfermedad: La principal enfermedad asociada a la ubre de la oveja es la mastitis. Además de la presencia de mastitis clínica, el nivel de recuento de células somáticas (RCS o SCC) en la leche se utiliza a menudo como un indicador de la salud de la ubre y de la calidad de la leche. Y el análisis del RCS se ha adoptado en varios sistemas de ovino lechero en toda Europa. Se ha investigado en las correlaciones entre el RCS y el tipo de ubre, demostrando que las ubres con buena forma son menos propensas a la mastitis subclínica. Aunque se han observado diferencias entre diferentes razas, el tamaño y la colocación de los pezones y la profundidad de la ubre también pueden predisponer a la oveja a desarrollar mastitis. La presencia de mastitis puede afectar la oveja, la calidad y el nivel de producción de leche y reducir el peso de los corderos criados en comparación con las ovejas sin infección.

Genética: En los esquemas de mejora de varias razas europeas de ovino lechero se han incluido los caracteres de morfología de la ubre, y algunas razas de carne también comienzan a interesarse. Se ha encontrado que los rasgos incluidos en los sistemas de puntuación, como los ejemplos que se muestran en la Figura 1, presentan una heredabilidad moderada. La selección únicamente por cantidad de leche producida lleva a un empeoramiento de la morfología de la ubre; por eso, es importante incluir los rasgos de morfología de la ubre en los programas de mejora genética para evitar esa degeneración en la morfología. También se ha encontrado que algunos rasgos de la ubre están fenotípica y genéticamente relacionados con la facilidad de ordeño y la salud de la ubre, por lo que las mejoras en la morfología de la ubre también ayudarán a mejorar la facilidad de su vaciado y reducir la incidencia de mastitis en el ovino de carne.

El impacto

 

El impacto de una morfología desfavorable de la ubre puede ser sustancial en los sistemas lecheros y de carne. Los problemas asociados con la mala morfología en los sistemas lecheros incluyen una disminución en el rendimiento del ordeño, lesiones por cambios en la presión de ordeño o sobreordeño e infección. De manera similar, si la morfología de la ubre es deficiente en los sistemas de producción de carne, los corderos no podrán mamar adecuadamente, lo que afectará a su tasa de crecimiento y posiblemente facilitará lesiones e infecciones en la ubre. Si la morfología de la ubre es más favorable, las ovejas serán menos propensas a infecciones, permanecerán en el rebaño por más tiempo, se reducirán las tasas de eliminación y reemplazo, y se mejorarán los niveles de producción en términos de leche y carne.

 

Conclusiones

 

  • Es importante tener en cuenta la morfología de la ubre en los sistemas de producción tanto de leche como de carne.
  • Los caracteres morfológicos de la ubre son hereditarios.
  • Una deficiente morfología de la ubre puede afectar negativamente a la producción de leche, la producción de cordero y aumentar las posibilidades de desarrollar infecciones como la mastitis.

 

Contacto: Este informe ha sido preparado por investigadores de SRUC y Neiker participantes en SheepNet. Para más información, contacte con el coordinador del proyecto en su país.

 

Publish Date
País de origen